Si te agrada Trastienda musical, por favor, haz clic en «Me gusta» para apoyar el sitio. Muchas gracias.

Powered by Jasper Roberts - Blog

Alexander Michel y Scriptorium

Alexander, Michel y Scriptorium

Por: Roberto Reyes (27 de noviembre de 2010)

Los fanzines —abreviatura del inglés fan's magazine— son publicaciones independientes que circulan de mano en mano, generalmente, entre los jóvenes. Se afirma que estas revistas se caracterizan, en todo el mundo, por ser una expresión muy personal de los intereses de su autor. Los artículos, las fotos, las reseñas, los comentarios o las ilustraciones de los fanzines suelen apartarse de las opiniones aceptadas como correctas.

Alexander y Michel

Se ha llegado a afirmar que un fanzine que no genere polémica no es digno de llevar ese nombre. De ahí que si habla de sexo, modas, música, deporte y hasta misterios de la humanidad, debe hacerlo de modo irreverente, cuestionador, inquietante.

En Cuba la palabra fanzine se relaciona sobre todo con el universo del rock. Y aunque han existido decenas en los últimos 15 años, en estos momentos sobreviven tan solo tres o cuatro, entre los que sobresalen El Punto Ge, Polilla en la Sombra y Scriptorium.

Hace pocas semanas, durante los días en los que se celebró en Santa Clara el evento Ciudad Metal, conversamos con los hermanos gemelos Alexander y Michel Sánchez Salazar. Conocidos como "los jimaguas", estos jóvenes son los creadores y editores del fanzine Scriptorium.

¿Cuándo se creó Scriptorium?

Desde el año 1999, cuando retornó el festival Ciudad Metal, y se celebró su segunda edición. Entonces lanzamos la primera Newsletter con 200 copias. Tuvo muy buena aceptación y ahí empezó todo.

Aquellos primeros ejemplares son muy diferentes a los que ahora acaban de publicar. ¿Cuáles son las etapas por las que ha pasado Scriptorium?

Scriptorium pronto tiene 12 años de labor y ha transitado por varias etapas. Una primaria, de mucha búsqueda. Empezamos en el mundo de los fanzines de cero, solamente con las ganas de hacerlo. Y al principio teníamos las características de un fanzine primitivo; con carencias en el diseño y la manera de escribir. Íbamos dando tropiezos mientras descubríamos el mundo editorial. Nunca habíamos hecho una reseña o escrito un artículo. Las entrevistas eran muy precarias. Por eso siempre tomábamos en cuenta lo que aprendíamos en otros fanzines y lo adaptábamos al contexto cubano.

Y nos fueron apareciendo otras inquietudes, que para alcanzarlas teníamos que superarnos. Entonces estudiamos fundamentos de Gramática, Periodismo, Diseño, para lograr una publicación lo más integral posible.

En los últimos años Scriptorium se ha abierto a todas las corrientes del rock, pero no sucedía así en sus inicios.

En el 99' comenzamos con una publicación netamente metalera. Solo aceptábamos los estilos más extremos del metal. Pero empezamos a darnos cuenta de que las bandas cubanas que hacen un rock más «ligero» tienen las mismas necesidades de promoción que las que prefieren las corrientes extremas. Entonces decidimos apoyar todos los estilos del rock nacional.

A propósito, me atrevo a afirmar que bandas como Anima Mundi, Poker Club o Tesis de Menta —por poner tan solo tres ejemplos— son marginadas doblemente: en los circuitos de la llamada «cultura cubana» y también entre las pocas personas que promocionan el rock.

Es cierto. En este caso sucede un fenómeno controvertido. En el panorama roquero de otras latitudes esas bandas que hacen un rock más «ligero», más «digerible», tienen una promoción mayor. Incluso pasaba aquí con el grunge, que a nivel mundial, en los años 90', convirtió en millonarias a muchas bandas. En todo el planeta se hacían conciertos multitudinarios y se creó una infraestructura para apoyar esa corriente. Sin embargo, aquí en Cuba las bandas grunge pasaban más trabajo que las bandas, por ejemplo, de death metal. Ni la promoción ni el público las favorecía.

En estos 11 años de existencia Scriptorium ha tenido que afrontar prejuicios, incomprensiones, acechanzas. ¿Por qué siguen empeñados en publicar el fanzine?

Scriptorium se ha convertido en algo adictivo. No podemos vivir sin escribir una línea cada día. No obstante, sobre todo nos anima un pensamiento superior: los fanzines son la memoria histórica del movimiento de rock. Con mayor o menor acierto, pero toda la información está ahí.

¿Qué sitio ocupa Scriptorium en la vida de Alexander y Michel?

Scriptorium está en el centro de todo, incluso de la familia. Hablo de las abuelitas, los tíos,... Nos brindan su ayuda, preparan café, ofrecen dinero. Las novias nos dejan asistir a los eventos (risas). Y los amigos convierten a Scriptorium en el centro de debates y conversaciones.

Y aunque los dos somos las caras visibles del fanzine, detrás de nosotros hay una gran cantidad de personas que quieren más a Scriptorium que nosotros mismos. A veces hemos decidido dejar el fanzine, porque los muros son muy altos y el cemento está duro (risas), y nos dicen que no, que Scriptorium es de todos y que tenemos que seguir haciéndolo. Han llegado a decirnos: nosotros les ofrecemos nuestros hombros, ustedes se suben en ellos y desde ahí saltan. Y escuchar esto es muy gratificante.

Igual de gratificante ha sido conversar con ustedes. Muchas gracias por mantener con vida a Scriptorium. Éxitos y salud.

Gracias a ti.






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Facebook | Twitter | RSS2008- Trastienda musical | © Todos los derechos compartidos