Si te agrada Trastienda musical, por favor, haz clic en «Me gusta» para apoyar el sitio. Muchas gracias.

Powered by Jasper Roberts - Blog

Declaraciones del lider de la banda Blinder

Declaraciones del líder de la banda Blinder

Por: Roberto Reyes (23 de enero de 2012)

«Es el más prominente festival de rock en Cuba», sentencia Eric Domenech cuando se le pregunta acerca del evento Ciudad Metal. Eric Domenech, líder de la banda Blinder | Foto: Carolina VilchesEl líder de Blinder, banda creada en Santa Clara a finales de 1998, desde los 11 años recibió la influencia de su hermano Jorge, quien siente predilección por el rock. Desde entonces el género se convirtió en su pasión. «Mi primera banda la fundé en el 91, cuando estudiaba en la universidad. Se llamó Kronos y fue una de las primeras agrupaciones que hizo death-metal en Cuba», declara satisfecho el músico. Sin embargo, la labor de Eric ha rebasado el universo sonoro del rock para explorar también el diseño de carteles y portadas de discos, además de publicar algunas revistas independientes. «Mi hermano y yo editamos el primer fanzine que se hizo en el país», declara a sabiendas de que ha realizado una afirmación controvertida.

No obstante, algunos estudiosos del tema aseguran que el primer fanzine de rock en Cuba fue Death through your veins.

No me gusta decir esto, porque no pretendo ser orgulloso ni nada por el estilo, pero por qué no decirlo. En un primer momento se dijo que el primer fanzine hecho en Cuba fue el habanero Death through your veins, pero no es cierto. Y tengo pruebas contundentes. En el año 91 mi hermano y yo editamos Book of condolence, cuyas copias se hicieron en Costa Rica, ya que por acá teníamos limitantes en esos momentos para acceder a una fotocopiadora. Y logramos contactar a una persona en Costa Rica que nos realizó varios números. Con este fanzine abrimos una brecha en el consumo de este tipo de revista.

Háblame de la distribución de los ejemplares del fanzine.

Las copias de Book of condolence se las hacíamos llegar gratis a los roqueros que buscaban este tipo de literatura. También las enviamos a revistas especializadas y emisoras de radio de otros países para que conocieran lo que se estaba haciendo por acá.

¿Cuál era el contenido de Book of condolence?

El contenido era variado: bandas cubanas y bandas extranjeras, porque en esa época no podíamos hacer un fanzine solo de bandas nacionales, ya que había pocas. Pero a medida que el movimiento fue tomando fuerza y auge, logré hacer, también en compañía de mi hermano, el fanzine Fuerza de voluntad, que es catalogado como el primero hecho solamente de rock cubano. Y conservo todas las ediciones de ambas revistas.

¿Qué opinas acerca de la reciente edición del Festival Ciudad Metal?

Lo importante es que el evento se realizó. Claro que con sus altas y bajas. Bajas en el sentido de que tuvimos que trasladarnos al Complejo Cubanacán, un antiguo cine, debido a las inclemencias del tiempo. Y tuvimos que «adaptar» el evento que se realiza habitualmente en la plaza central del Estadio Sandino. Creo que funcionó excepto el calor, pero el roquero desafía todo. Por otra parte, creo que se debe tener en cuenta para la próxima edición un sistema de audio mejor. Un elemento que el público criticó mucho. Es que el rock exige potencia de sonido, y aunque sé que tenemos limitantes, me parece que existen las condiciones para que se pueda utilizar un audio aceptable para este tipo de evento. En el rock es fundamental el audio, la calidad del sonido.

A diferencia de otras ediciones, en esta no hubo espacios teóricos.

Creo que se descuidaron los espacios teóricos. Si Ciudad Metal es un evento que ha ido ganando prestigio, y que siempre ha contado con espacios a los que se han invitado personalidades que conocen el género, creo que en esta ocasión hubo descuido en ese sentido. Me parece que para el próximo evento se deben tener en cuenta también espacios de debate que tengan que ver con el rock. Por ejemplo, muestras de materiales audiovisuales.

Algunas corrientes del rock suelen estar ausentes del festival.

Sí, es verdad. El festival ha sido un evento dedicado al metal en todas sus variantes, ya sea trash, death, black... en fin. Y pienso que se le puede dar espacio a otras corrientes del rock, pero no creo que deben ocupar el escenario principal. Es que Ciudad Metal es un festival que siempre se ha caracterizado por favorecer el rock extremo y tengo la experiencia de una banda alternativa, que no voy a mencionar, que se presentó en el escenario principal y no le fue muy bien con el público. Creo que los cubanos no están acostumbrados a que en este tipo de festivales se les muestren otras tendencias del rock. Tal vez en un futuro se logre, pero ahora el público margina a las bandas que están fuera del llamado metal.

Musicalmente hablando, ¿qué estás haciendo por estos días?

El tercer sábado de cada mes es mi peña, en Tristá y Central. Allí mi agrupación se presenta junto a bandas invitadas, ya sean del centro del país como de otras provincias. Actualmente estamos grabando un mini-CD de seis temas, que saldrá al mercado a través de una disquera canadiense independiente. Más tarde se pondrá en circulación el álbum que posiblemente nos edite la compañía mexicana American Line, con la que trabajamos hace unos años y que publicó el disco de Medium, mi segunda banda. En estos momentos todo nuestro empeño está concentrado en estas grabaciones.






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Facebook | Twitter | RSS2008- Trastienda musical | © Todos los derechos compartidos