Si te agrada Trastienda musical, por favor, haz clic en «Me gusta» para apoyar el sitio. Muchas gracias.

Powered by Jasper Roberts - Blog

El trovador Ariel Barreiros prefiere dejar canciones hermosas en el alma

El trovador Ariel Barreiros prefiere dejar canciones hermosas en el alma

Por: Roberto Reyes (14 de junio de 2015)

Ariel Barreiros

Ariel Barreiros en el Encuentro Nacional de Trovadores Longina 2015. Foto: www.vanguardia.cu

Hay temas que con frecuencia se deslizan en las entrevistas a Ariel Barreiros. La permanencia del trovador en su pueblito natal, su oficio de relojero, las razones por las que comenzó a componer y cantar, entre otros asuntos, se han convertido en interrogantes que se reiteran.

De ahí que estos y otros tópicos quedaron fuera del cuestionario que enviamos recientemente al cantor cienfueguero. Y no solo los evitamos por su reiteración, sino porque deseábamos hacer énfasis en ciertos asuntos polémicos que tienen que ver con la creación trovadoresca contemporánea y, en general, con el arte.

El trovador acompañado solo de su guitarra se está convirtiendo en una especie en peligro de extinción y su lugar está siendo ocupado por un cantautor que busca la gozadera rodeado de varios músicos. ¿Qué opinas de esta tendencia? ¿Cómo la asumes?

"A mí me parece que ese fenómeno es el resultado de la mala o, mejor dicho, nula promoción y distribución que ha tenido la música que hacemos durante demasiado tiempo. Sucede que las generaciones fueron pasando, amontonándose para decirlo de una manera menos dolorosa, sin un resultado visible en cuanto a reconocimiento oficial y por ende tampoco social porque una cosa tendría que llevar a la otra.

"Entonces empezaron a aparecer muchachos quizás un poco menos marcados por el influjo de la nueva trova en su esencia y mas interesados en alcanzar ciertos niveles de popularidad que la guitarra sola no les iba a proporcionar —eso sí lo tienen mas claro que nosotros— hicieran lo que hicieran. Son muchachos que la primera trova que oyeron fue Habana Abierta.

"Y en cuanto a cómo lo asumo, yo que siempre he sido un guitarrero, pues me parece buenísimo siempre que se haga con honestidad y calidad. Lo que pasa es que a veces, demasiadas para mi gusto, terminan por desvirtuar los pocos espacios que le quedan a la trova convirtiéndolos en fiestas locas y triviales para consumidores de reguetón trasnochados.

"Es como que olvidan que una canción no es buena por lo que divierte a la primera o por el ruido que hace sino por lo que te deja de hermoso en la cabeza, para no decir el alma".

La naturaleza polisémica del arte ha hecho que piezas tuyas como Quinto regimiento y Otra historia sean interpretadas por algunos como obras cuestionadoras de la realidad cubana. ¿Qué piensas de estas interpretaciones? ¿Realmente pretendiste mostrar tu posición ante algunos fenómenos?

"Uno empieza a trabajar poco a poco en una canción y a construir ideas sobre la base de una experiencia pero solo cuando la presentas ante la gente es que empiezas a descubrir las diferentes lecturas que puede tener lo que dijiste. A veces coinciden contigo y a veces no, cosa que me encanta, pero sucede de una manera totalmente inconsciente y no puedo decir que me lo propuse en lo absoluto.

"Igual hay ideas que me parecieron muy provocadoras cuando las metí en cierta canción y luego la gente las asimiló por su lado mas inocente. Es así. De lo que sí no puedo sustraerme es de la realidad del país donde vivo, esa estará ahí siempre y tiene que salir por algún lado".

Una canción no es buena por lo que divierte a la primera o por el ruido que hace sino por lo que te deja de hermoso en la cabeza, para no decir el alma —Ariel Barreiros

Cuando escucho tus piezas amorosas, incluso las que te muestran feliz, percibo a un ser humano casi asfixiado por la emoción, como si el sentimiento estuviera a punto de desgarrarte. ¿Solo compones cuando el amor te está haciendo estallar o es que siempre amas con intensidad?

"Yo debo ser un poco así de intenso aunque la verdad es que no lo noto mucho. A mí me parezco un tipo de lo mas feliz casi todo el tiempo, lo que sí sucede, parafraseando a mi hermano Leonardo García, es que no digo por decir ni canto por cantar.

"Respeto mucho mi oficio y traté de aprender de los buenos todo lo que pude. Enamorado sí que estoy, todo el tiempo, siempre, hasta que me muera".

El mercado y el dinero forman un dueto inseparable que está minando lo mejor de la cultura. ¿Hasta qué punto este binomio está perjudicando la trova y en general la música mas auténtica? ¿Cómo afrontas el acto de componer canciones bajo estas circunstancias?

"Lo primero para responder a tu pregunta es enmarcarla en el contexto cubano, donde la TV, la radio, las disqueras, todo el aparato de promoción y distribución pertenece al estado y por tanto debería responder a criterios mas culturales y democráticos, pero resulta que pasa todo lo contrario.

"La buena música, que por supuesto no es solo la trova, ha quedado relegada a muy pocos y pequeños espacios alternativos, tan alternativos que no los conoce casi nadie, a una promoción y un mercado que cuando llega es como de limosna y que contrasta con la que se le facilita a manos llenas a esos «fenómenos» que andan por ahí por plazas y programas estelares de TV promoviendo lo peor y mas básico de los instintos humanos y arrasando con el gusto estético de toda una nación esencialmente musical.

"Es como que un día nuestra industria se quedó sorda o se hizo la sorda porque en el capitalismo también se promueve muy buena música y nosotros solo nos dedicamos a reproducir los patrones de toda la piltrafa que se hace en el mundo entero. Es increíble, parece intencional.

"Entonces cómo no seguir haciendo canciones, defendiéndolas donde nos dejen, esperando a que amaine el temporal, que tendrá que parar mas temprano que tarde".

Muchos de los artistas que cultivan la música alternativa en el mundo graban sus propios discos, los «cuelgan» en internet y los distribuyen. ¿Debiera Cuba insertarse en esa revolución tecnológica? ¿Consideras que la tecnología es aliada del trovador, el rapero, el roquero, el jazzista y otros creadores poco favorecidos por las disqueras?

"A mí me parece que es una opción más, al menos para seguir en la pelea. De momento hay muchos músicos en Cuba que se están haciendo sus discos de una manera mas artesanal, mas barata, menos a la espera de una oportunidad de grabación con una disquera y a los compromisos que te imponen una vez que logras un contrato con ellas.

"Quedaría por ver cómo resolvemos el problema de la distribución de esos materiales porque yo Internet no tengo ni mis vecinos tampoco, ni casi nadie que conozca, así que la cosa está dura para hacer llegar mi música a los cubanos que, está de mas decirlo, no pueden pagar ni los discos artesanales. Los medios, ya sabemos, esos no ponen la música ni de Silvio; no te digo mas".





Comentarios hacia esta página:
Comentado por:20-06-2015, 22:18 (UTC)
hnojhonwww
hnojhonwww
Offline

Que bueno es no perder la cabeza a travez de la fama y la fortuna bendiciones desde arequipa peru



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Facebook | Twitter | RSS2008- Trastienda musical | © Todos los derechos compartidos