Si te agrada Trastienda musical, por favor, haz clic en «Me gusta» para apoyar el sitio. Muchas gracias.

Powered by Jasper Roberts - Blog

Entrevista al trovador Erick Sanchez

Entrevista al trovador Erick Sánchez

Por: Roberto Reyes (29 de agosto de 2014)

Al hacer canciones Erick Sánchez se sumerge con más frecuencia en las agitadas aguas del amor que en los turbios remolinos que muestran algunas zonas de la realidad cubana. Sin embargo, el trovador es más conocido por ese segmento de su obra que revela desaciertos y sinrazones de la sociedad.

Erick Sánchez

Erick Sánchez, trovador cubano. Foto: Cortesía del cantautor

Ya tendrán los sociólogos que investigar por qué suceden fenómenos como este. Y conoceremos, entonces, qué necesidades y carencias se ocultan en la tendencia a magnificar las canciones polémicas en detrimento de las que no lo son.

Mientras tanto, el autor de Ena Lucía, Casa de cristal y Tirado en la calle se entrega al canto. Unas veces para enamorar a una muchacha, otras para maldecir y en ocasiones para poner el dedo en la llaga. Pero siempre lo hace desde la autenticidad.

La mayoría de tus canciones son de amor o deambulan por esos parajes. Sin embargo, al Erick Sánchez que casi todos conocen y buscan es al trovador contestatario y cuestionador. ¿Qué piensas de este hecho? ¿Te incomoda?

"Para nada me incomoda, verdaderamente una parte importante de mi obra se mueve por la temática amorosa de encuentros y desencuentros carnoemocionales por los que ha transitado mi vida, que en ese sentido ha sido intensa. Luego está mi costado de la crónica y la crítica social, bastante directa, con el lugar y el tiempo en que vivo.

"Suelo ser irreverente y agudo, no hay nada más cómodo que eso, pues no tengo que montarme en un personaje artístico diferente al que normalmente habito en la vida real y cotidiana. Yo soy así".

¿Qué lugar ocupa la trova tradicional en tu vida espiritual y artística?

"Ocupa un lugar cimero, ya la había conocido por tradición oral muy al azar, luego tuve suerte y lujo de compartir mi trabajo durante unos años con el trovador Frank Delgado y entre otras muchas cosas aprendí canciones muy raras que él ya conocía de la trova tradicional, eso me impulsó a estudiar un poco ese mundo de las formas más tradicionales de hacer canciones y sones, y es exactamente la influencia que aparece hoy en las formas musicales de mis canciones.

"Apreció mucho lo hecho por mis antecesores, veo en sus canciones inquietudes similares a las mías, pero con casi un siglo de diferencia en algunos casos. Interpreto temas de Miguel Companioni, Manuel Corona, Sindo Garay, María Teresa Vera y otros, siempre con el honor de defender lo hecho por ellos, contando un poco las historias de sus canciones que han llegado de boca en boca hasta mí, y perpetuándolos en el tiempo de esa manera tan bonita en la que me gustaría a mí ser recordado por otros cuando ya no esté".

¿Cuáles han sido los creadores musicales que han marcado diferentes etapas de tu vida?

En mi caso no estoy dispuesto a hacer concesiones para ser más popular, y para colmo, físicamente no soy ni joven ni bonito, así que habrá que aguantarme y dejarme pasar —Erick Sánchez

Silvio Rodríguez
Pablo Milanés
Pedro Luis Ferrer
Santiago Feliú
Gerardo Alfonso
Donato Poveda
Carlos Varela
Frank Delgado
José Raúl García
Adrián Morales
Juan Luis Guerra
Rubén Blades

Tienes el «privilegio» de pertenecer al grupo de trovadores que no es bien mirado por los directivos de la radio cubana. De ahí que a veces has estado en la lista de los prohibidos y otras has estado en la de los «limitados» (es decir, que deben ponerse con cautela). A los que laboramos en las emisoras no nos dicen las razones por las que algún artista es incluido en una de estas «categorías», pero en tu caso es evidente que son los textos de tus canciones los causantes de la censura. ¿Qué piensas de esta especie de castigo? ¿Por qué en tu obra acostumbras a mirar las zonas más controvertidas y oscuras de la sociedad cubana?

"Mas que un privilegio es un honor, y me desayuno un poco de todo eso, aunque ya lo suponía, pero es algo que no me ha preocupado ni ocupado mucho, no creo que haya estado en lista de prohibidos, pero pudiera ser que en lista de limitados sí apareciera. De todas formas es algo que nunca he sentido, yo he ido a todos los programas de radio que he querido y a algunos de televisión también, siempre he tenido el cuidado de llevar temas que no tengan «problemas ideológicos» ( jeje... esa terminología realista socialista me da mucha risa). Trato de no ser incómodo para los directores, periodistas o presentadores, que en muchos casos son amigos y no son grandes directivos del ICRT. Siempre he tratado de mantenerme alejado de las personas con poder extremo (de cualquier tipo que sea).

"En cuanto a las limitaciones de poner algunas de mis canciones en la radio puedo entender que los medios responden siempre a sus dueños en cualquier lugar del mundo, y en este caso, es el estado cubano el dueño de todos ellos. También entiendo que no toda creación artística podría pasar en cualquier medio, por ponerte un ejemplo, hay cosas que suceden en una obra de teatro y que no podrían pasar por la televisión jamás, en ese sentido soy como muchos actores, prefiero la libertad y la magia de la presentación en vivo, y te comento que nunca me he sentido asediado por ninguna policía política, que sabemos que existe, y en cuanto a la difusión, hace mucho tiempo que existen otros métodos gracias a las nuevas tecnologías, los reproductores de mp3, las computadoras, el boca a boca y ahora el «paquete» que siempre lleva mucha mierda, pero puede llevarlo todo.

"Para mi tranquilidad y goce espiritual puedo decir que el público que me sigue oye poco la radio y no ve televisión".

En las radioemisoras cubanas la mayoría de los espacios ignora la obra de los trovadores, mientras satura al oyente con las canciones y los ritmos de moda. ¿Qué opinas de esta situación? ¿Serías capaz de hacer cambios en tus composiciones para sumarte al grupo de los artistas "más populares"?

"Lo que pasa en las emisoras en general no lo sé, vivo un poco al margen de eso, aunque te digo que me encantaría algún día hacer radio como locutor o director de algún programa, eso lo tengo entre mis dos posibilidades de trabajo extra después que ya no pueda cantar mas, la radio o cualquier trabajo en una cárcel de mujeres, no sé cual es más tentador. jejeje...

"Mucha gente comenta que hay programas y directores o locutores que están comprados, que hay artistas que pagan para que se les ponga y que incluso pagan para que no se les ponga a otros que son de su competencia. Todo puede suceder, pero no creo que sea eso el meollo del asunto. Creo que hay mucho trovador metatrancoso por ahí y también creo que existe un poquito de miedo por las cosas que decimos de manera directa o indirecta.

"En mi caso no estoy dispuesto a hacer concesiones para ser más popular, y para colmo, físicamente no soy ni joven ni bonito, así que habrá que aguantarme y dejarme pasar".

En las emisoras de radio que conozco, por regla general, existe al menos un director de programas que no solo gusta de la trova, sino la defiende y la promociona. Sin embargo, los trovadores no acostumbran a ir a las emisoras, esquivan las invitaciones para visitarlas y ni siquiera envían sus demos o discos a esas instituciones. ¿Por qué crees que algunos actúan de esa manera? ¿A qué se debe esa tendencia a desdeñar la promoción?

"Es cierto que algunos actúan de esa forma, quizás por despreocupación o desconocimiento o porque directamente dan por negativa, de ante mano, la acogida que pudiera tener su trabajo para las personas que manejan los medios y los programas. Creo que te pueden descubrir, pero también es importante mostrarse, sin ánimos de venderse, pero sí de darse a conocer.

"En lo personal yo voy cuando puedo, trato de hacerlo varias veces al año, a programas que me interesan en diferentes emisoras de la capital, algunas que solo tienen alcance provincial y a otras como Taíno y Rebelde que tienen alcance nacional, luego siempre que voy a otras provincias llevo discos quemados con algunas de mis canciones que no tienen problemas para salir en los medios y los voy dejando por ahí".

¿Cuándo y por qué decidiste grabar tus canciones de manera independiente? ¿Qué discos y demos has logrado hacer de este modo?

"Hace 20 años era muy difícil grabar, recuerdo aquello de conseguir turnos de grabación pagados por horas y muy caros en los estudios de Radio Progreso para llegar a tocar de un tirón todo lo que pudieras, yo nunca pude hacerlo.

"Luego llegó la bendita computadora y las tarjetas de sonido que captaban señal analógica y los primeros softwares de multipistas digitales, todo eso ligado a que mis canciones no eran muy bien vistas y a los estudios y a los medios oficiales no les interesaban, me llevaron a comenzar a grabar artesanalmente en mi casa con un par de guitarras, un violín y voces mis primeros demos, sin una buena calidad, pero con el objetivo de registrar en grabaciones aquellas obras y sus primeros arreglos.

"Luego aparecieron algunos estudios privados y comenzó la competencia calidad precio por horas o por trabajo terminado de las grabaciones, las mezclas y masterizaciones. De esa manera y con esas oportunidades decidí grabar mi primer disco, Casa de cristal, corriendo con todos los gastos, que en aquel momento fueron como de 2000 CUC y cuando estuvo listo, llamé a las puertas de nuestras tres disqueras para ofrecerlo y después de algún tiempo, el sello COLIBRÍ, perteneciente al Instituto Cubano de la Música, me compró el CD y además corrió con los gastos de producción de un videoclip que se integró también al fonograma como valor promocional agregado.

"Ahora sigo trabajando de la misma forma, ya tengo listo (terminado) mi segundo CD que se titulará Tirado en la calle, que lleva a cuestas 12 canciones, todas sones y la mayoría de ellas de crítica social. Por todo esto será difícil que alguna disquera nacional se interese en ese trabajo y además no me interesaría venderlo, pues con el sistema de impuestos tan altos que hay en nuestro país, tendría que tributar la mitad de las ganancias, ya que un CD se paga, mínimo, en 4000 CUC que se traducen a 100 000 pesos cubanos y según la Ley Tributaria después que pases de 50 000 en un año tienes que abonar a la ONAT la mitad de tus ganancias y además será difícil deducir gastos de músicos, pues cuando les digas que tienen que firmarte un papel de que les pagaste determinada cantidad se negarán y todo eso es una gran choricera, así que como este CD no me costó tanto como el otro, lo mandaré a hacer con particulares que tienen negocios de publicidad e impresiones y diseño, y luego lo venderé yo directamente. Esa es mi historia".

Si un sello discográfico te propone grabar un álbum, ¿qué elementos de tu obra no estarías dispuesto a transformar o suprimir para complacer a los productores?

"Eso no va a ocurrir de ninguna manera, primero porque no me lo van a proponer, y segundo, porque no estoy en condiciones de transar ni para mover una coma de lugar".

Te invito a ponernos al tanto de tu estancia en España

"A España he venido invitado por SGAE para unos encuentros y talleres. Paralelo a eso haré un par de presentaciones de carácter promocional a finales de este mes, en Madrid específicamente, para volver a Cuba antes de septiembre, para que las nuevas leyes de nuestra aduana no me machaquen.

"De manera informal he compartido con artistas cubanos radicados aquí, con los que tenía amistad desde hace años y en viajes anteriores tuve el lujo de compartir un rato en privado con Sabina y con Serrat, de lo que tengo algún testimonio fotográfico y de memoria risueña por ahí, porque cuando les dije que era cubano, ellos me preguntaron mas a mí que yo a ellos.

"Claro que no les dije nada malo".

Ahora que te encuentras más allá de las fronteras cubanas, ¿crees que puedes prescindir de Cuba para componer o necesitas la atmósfera de este país para crear?

"Fuera de Cuba nunca he compuesto nada, el combustible para mi obra mana de esa tierra, en ese país donde está mi pequeña familia, el por ciento más grande de mis amigos y los lugares que me vieron cantar mis primeras canciones, cualquier otro sitio sería extraño para mí, sobre todo para un acto tan íntimo como componer una canción, quizás pueda usar algunas de mis vivencias viajeras para plasmarlas en alguna musiquita, pero eso será en mi casa de La Habana, en la tierra de Maceo y de Martí".






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Facebook | Twitter | RSS2008- Trastienda musical | © Todos los derechos compartidos