Si te agrada Trastienda musical, por favor, haz clic en «Me gusta» para apoyar el sitio. Muchas gracias.

Powered by Jasper Roberts - Blog

Derroteros musicales de Ariel Cubria

Derroteros musicales de Ariel Cubría

Por: Roberto Reyes (17 de junio de 2014)

Encontré a Ariel Cubría en Facebook, en uno de esos recuadros diminutos que crea el sitio —mediante algoritmos «inteligentes»— para sugerir al internauta que quizás determinada persona comparte sus mismos intereses o pertenece a su círculo de amigos.

Ariel Cubría

Ariel Cubría: guitarrista, compositor y cantante. Foto: www.arielcubria.com

Y, aunque suelo ignorar tales «sugerencias», una voz interior me dijo que valía la pena contactar con ese músico cubano. Entonces intercambiamos un saludo breve, pero cálido.

Confieso que el nombre del artista no me parecía conocido. Sin embargo, a ratos sospechaba haber leído algún material acerca de su obra.

Despejé las dudas cuando encontré el artículo Lo que vale de ti, que el periodista Joaquín Borges-Triana escribió para su columna Los que soñamos por la oreja, que se publica en el diario Juventud Rebelde. El texto había sido mi primer y único encuentro con Ariel Cubría.

Me dispuse, entonces, a buscar grabaciones del músico en internet. Y aunque no fueron abundantes, sí me permitieron aquilatar su labor. De inmediato le pregunté si accedía a una entrevista y su respuesta fue positiva.

¿Cuándo comienzas a interesarte seriamente por la música? ¿Cuáles eran las tendencias musicales que te llamaban la atención en ese momento?

"Empecé a hacer canciones, más o menos cantables y acompañado de la guitarra, allá por el 1987, aunque en realidad las primeras las había hecho algunos años antes. Eran canciones muy verdes.

"Yo había estado escuchando casi exclusivamente rock desde los 10 u 11 años sin apenas interesarme por la música del patio. Todo empezó a cambiar cuando vi en TV las imágenes de los conciertos de Silvio y Pablo en Argentina. Ahí descubrí la trova.".

¿Qué artistas te servían, por entonces, de patrones?

"Silvio fue muy importante para mí en aquellos primeros años, a tal punto que decidí no escucharlo más como forma de luchar contra su influencia, que era clarísima en todo lo que yo hacía entonces, (años después me pasaría lo mismo con Pat Metheny) aunque no era el único. Todo el movimiento de la nueva trova me interesaba".

¿Por qué eliges la guitarra como el instrumento que iba a compañarte en tu vida artística?

"Recuerdo haber escuchado una vez a Lázaro García decir que la guitarra es el instrumento de los pobres. Yo añadiría la percusión también y puede que sea esa la razón.

"Yo vengo de una familia donde no hay músicos. Nunca hubo instrumentos en mi casa hasta que yo lo demandé y mis padres me compraron la primera guitarra.

"La guitarra es el instrumento más popular y el que usaban los ídolos de mi adolescencia.

"Supongo que es más difícil elegir el violin o el cello si no has vivido en una familia con cierta tradición musical".

A finales de los '90 te radicas en España. ¿Con qué artistas colaboraste durante esos años de despedida de un siglo y llegada de otro?

"Fueron muchos y muy diferentes pero mencionaré los conocidos (para el público español), aunque los desconocidos son más y a veces mejores: Gloria Gaynor, Betty Missiego, Inma Serrano, Snowy White (Pink Floyd), Gema Corredera, Marta Sánchez, Julio Zabala, Rita Irasema etc…".

¿Cuándo logras crear una propuesta artística propia? ¿Con qué nombre te presentabas al salir al escenario y qué géneros musicales tocabas?

"Yo me he ganado la vida más como músico acompañante de otros artistas y eso me ha dejado poco tiempo para mi propia música, aunque he mantenido siempre activo mi proyecto propio.

"Estando en Madrid empecé a grabar lo que hubiera sido mi primer disco en solitario que se quedó en demo porque no me alcanzó el dinero para terminarlo. Con ese material que contenía 6 canciones empecé a buscar conciertos y estuve tocando bastante por toda España hacienda mi propia música. Me presentaba simplemente como Ariel Cubría Trío, aunque a veces éramos 4, cuando alcanzaba el dinero para el tecladista.

"En cuanto a los géneros, me he movido siempre entre el jazz y el pop rock o sin rock (de los 60, 70, 80) con muchos elementos de la música cubana. Yo le llamaba a lo que hacía «smoothjazz latino» pero dejé de hacerlo porque en Europa el «smoothjazz» no tiene muy buena reputación".

Háblame de tu labor como músico y compositor de obras teatrales

"Siempre me gustó componer piezas instrumentales sin pensar en un objetivo concreto.

"Un día decidí agrupar algunas y mostrarlas a gente vinculada al cine, al teatro etc… No pasó nada durante largo tiempo, pero una vez, cuando estaba trabajando como guitarrista de un musical en Madrid, el director de la orquesta me habló de una convocatoria para compositores. Un importante director teatral venía de EUA a montar una de sus obras en Madrid y buscaba un compositor.

"En España lo habitual es que estos trabajos se adjudiquen directamente a alguien conocido, pero parece que en EUA trabajan con otros métodos y prefieren elegir entre varias opciones.

"La historia es más larga, pero resultó que fui elegido.

En los últimos 25 años he escuchado de todo con atención y toda esa información aparece en mi música —Ariel Cubría

"Fue una gran producción teatral que no funcionó todo lo bien que se esperaba, pero para mi fue la primera oportunidad.

"Después hice otros trabajos en el teatro, pero de producciones mucho más pequeñas".

¿Cuándo te trasladas a Argentina? ¿Qué éxitos y tropiezos te deparó esa nación latinoamericana?

"Llego a Argentina en el invierno (verano para nosotros) del 2007 con planes de grabar allí, al fin, mi primer disco. No lo terminé hasta pasados 2 años, pero hubo muchas distracciones en el camino: Trabajé como guitarrista y arreglista en varios discos de otros artistas y también como compositor de música para publicidad, algo que consume mucho tiempo y es muy estresante.

"Además nació mi primera hija, así que el disco me lo tomé con paciencia y el criterio fue cambiando a la par de mi estado de ánimo, que mejoró mucho en la segunda mitad de mi estancia allí.

"En Argentina viví dos de los acontecimientos más importantes de mi vida: nacieron mi primera hija y mi primer disco. Tengo mayoritariamente recuerdos gratos".

El álbum «Lo que vale de ti» está recorrido por las huellas del rock, el jazz, el bolero, el pop... ¿Por qué esa manera desprejuiciada de hacer música y beber de varias fuentes, cuando pudiste acomodarte a corrientes ligeras y menos abarcadoras? ¿Quiénes colaboraron contigo en la realización del fonograma?

"No es producto de ningún trabajo de investigación, al menos consciente.

"En los últimos 25 años he escuchado de todo con atención y toda esa información aparece en mi música. No hay un género musical que lo reúna todo y casi ninguno que no aporte algún elemento interesante.

"En el disco tuve la suerte de contar con músicos muy diversos. Fue un placer trabajar, por ejemplo, con Bob Telson, un pianista y compositor que fue importante en la escena musical de Nueva York a finales de los '80 y con gran experiencia en la producción musical. Fue mi invitado especial. Pero hubo otros como Pablo Giménez, Orlando Sandoval o Facundo Guevara etc... que aportaron su personalidad y eso es siempre enriquecedor.

"Participaron principalmente músicos argentinos porque se grabó en Buenos Aires, pero también de Colombia, Venezuela, EUA, Suiza, Italia, España…".

Contenido relacionado:

En este momento estás de regreso en Europa. ¿Dónde vives y qué estás haciendo en el terreno musical?

"Desde el 2011 vivo en Liubliana, capital de Eslovenia.

"Sigo haciendo lo de siempre, tocando con unos y con otros. Aprendo mucho con los músicos locales que tienen unas influencias muy diferentes a las mías y con ellos estoy descubriendo estilos nuevos.

"En cuanto a mi proyecto personal, he dado prioridad a mi cuarteto de jazz con el que pronto grabaré un disco, o al menos ese es el plan.

"Tengo ya material suficiente para un nuevo disco de canciones también, pero sería difícil para el mercado europeo que no parece asimilar bien la música cantada en español, a no ser que tenga los elementos típicos de la música latina: mucha percusión y que sea bailable. Cosa entendible por otro lado.

"Como mis canciones no responden a esos cánones, decidí centrarme en el proyecto instrumental que es mejor aceptado y con el que puedo tener conciertos con mayor continuidad.

"Ya vendrán mejores tiempos para volver a la canción y, además, el rol de guitarrista solista lo disfruto igual. No prefiero uno más que el otro".






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Facebook | Twitter | RSS2008- Trastienda musical | © Todos los derechos compartidos