Si te agrada Trastienda musical, por favor, haz clic en «Me gusta» para apoyar el sitio. Muchas gracias.

Powered by Jasper Roberts - Blog

Joaquin Borges Triana entresijos del Cubademo 2012

Joaquín Borges-Triana: entresijos del Cubademo 2012

Por: Roberto Reyes (7 de julio de 2012)

La segunda edición del evento Cubademo se realizará en La Habana del 12 al 19 de julio, según informa el sitio Juventud Rebelde. El certamen, auspiciado por la Asociación Hermanos Saíz capitalina y estrenado en noviembre de 2009, pretende promover las obras musicales independientes.

Cubademo 2012

La segunda edición del evento Cubademo se realizará en La Habana del 12 al 19 de julio de 2012.

Para conocer algunas interioridades de esta edición del llamado Festival del disco alternativo cubano, Trastienda musical contactó con el analista musical y periodista Joaquín Borges-Triana, integrante del jurado.

En la primera edición de Cubademo, que se realizó en 2009, hubo varios jurados distribuidos por diferentes categorías musicales. ¿Sucedió así en esta segunda versión del evento?

«Sí, también. Hubo jurados en las distintas categorías que se convocaron en el evento».

¿En qué jurado te encontrabas?

«Estuve en unos cuantos. Pero no pude ir a todos, porque me coincidió con otros trabajos. Me habían convocado en el de rap, por supuesto en el rock; estuve en esa categoría que es tan ambigua que llaman "fusión", y también en la categoría de la música que suelen nombrar "clásica" o "culta"».

¿En qué consiste el premio que entrega cada uno de los jurados?

«Lo fundamental es que se le da la posibilidad al artista de que la Asociación (Hermanos Saíz) lo ayude en la promoción del material. Le facilitan hacer 50 copias del demo grabado en formato de disco, que es una ayuda sobre todo desde el punto de vista económico, porque no tiene que desembolsar su dinero para hacerlo. Y, con ese material, les permite a los ganadores que organicen su propia campaña promocional: pasarles las grabaciones a los realizadores de programas, a los periodistas, enviarlas a las compañías. Y además, creo que indirectamente es una manera de hacer que las discográficas se enteren de que existe ese producto, porque si yo soy el artista le entrego ese material a las discográficas a partir del hecho de tener esa cantidad de copias. Creo que ése es el principal premio. Por supuesto que se les da un diploma, la Asociación (Hermanos Saíz) se compromete a presentarlos en sus espacios —que también es importante, porque el contacto con el público es fundamental para que el artista vaya creciendo—, pero lo fundamental es eso: la posibilidad de que pueda hacerse una cantidad de copias respetable para distribuirlas y hacerse sus campañitas de promoción».

Participaron artistas, que han entrado recientemente a la Asociación Hermanos Saíz, con propuestas musicales que nada tienen que ver con el espíritu que durante casi 26 años ha caracterizado a esta organización —Joaquín Borges-Triana

Desde el punto de vista cuantitativo, ¿cómo fue la respuesta de los artistas de todo el país?

«Creo que eso es interesante. Yo conozco y me llega mucho material, porque los artistas me los mandan, y si bien no fue muy poco, creo que el evento no ha prendido del todo, y la gente no se da cuenta de la posibilidad que tiene ahí. Claro, conspiran varios factores: uno de ellos es que desde hace ya algunas emisiones el Cubadisco admite estos fonogramas que son de producción independiente —y algunos de estos demos tienen ya verdadera calidad de disco—; la gente los prefiere mandar directamente al Cubadisco y apostárselas todas ahí, porque incluso ya han ganado en el certamen más importante de la discografía cubana. Entonces obvian el paso por Cubademo.

«Pero creo que sería interesante siempre pasar por Cubademo, como un medidor. Por ejemplo, yo les proponía a los directivos de la Asociación (Hermanos Saíz) que los premios que han dado —que los jurados hemos otorgado este año—, en diciembre podían inscribirlos también en Cubadisco. Porque ahora se da la posibilidad de que en ese festival pueden competir tanto las producciones independientes como las de todos los cubanos que andan dispersos por el mundo. Y ya se han dado premios a producciones independientes, por ejemplo, el Gran Premio a Rita del Prado y el dúo Karma, por el álbum titulado En guarandinga por toda Cuba, que después Bis Music lo asumió. O en materia de rock —de metal específicamente— el año pasado se le entregó un premio a una producción independiente, hecha en unos estudios de Artemisa. Eso es interesante.

«Igual que el hecho —que en los medios no lo hemos divulgado mucho— que los cubanos que viven en el extranjero pueden competir. Y ya, por ejemplo, un villaclareño como Julio Fowler ganó el premio Cubadisco con su disco Utopía. O este año, por ejemplo, Iván González Lewis Melón, que vive en España desde hace mucho tiempo, ganó en la categoría de jazz. Y creo que, en cierta medida, la gente ha dejado de enviar al Cubademo, porque está mandando más al Cubadisco. Pero me parece que es un error, porque no todos los materiales tienen los requisitos que exige Cubadisco. Por eso sería importante divulgar más esta opción, sobre todo por las posibilidades de las tiradas. Aunque te digo, este año oí materiales con una excelente calidad de grabación. Pero creo que sí, que podría mandarse mucho más al concurso».

Concentrémonos en el aspecto cualitativo. ¿Qué opinas acerca de la calidad de los materiales enviados al evento?

«Les comentaba —al igual que varios de los que estuvieron en los jurados en los que pude participar— a los jóvenes de la Asociación (Hermanos Saíz), que sería bueno que existiese una suerte de comisión depuradora para que no fuesen todos los materiales. Para allanar un poco el camino del trabajo de los jurados, además para elevar el rigor de la competencia, y como una forma de respetar a los artistas y al jurado. Porque las calidades son muy desiguales. De ahí que uno encontraba fonogramas que pueden "discutir" con el nivel de un disco hecho en estudio, y cosas muy primarias, muy elementales, no solo por la cuestión tecnológica —en la grabación—, sino por la calidad de la música.

«Y algo que me llamó mucho la atención, y que me parece más preocupante, es que participaron artistas, que han entrado recientemente a la Asociación Hermanos Saíz, con propuestas musicales que nada tienen que ver con el espíritu que durante casi 26 años ha caracterizado a esta organización, que trata de apostar por el riesgo en la creación artística, por las propuestas de vanguardia o experimentales, que pueden ser perfectamente comerciales, pero no tienen ese "tufillo comercial" con que se hacen determinados tipos de producción musical, que pueden ser muy dignos, muy valederos, pero que no son —justamente— por los que la AHS ha apostado. Creo que eso es un problema, porque esos artistas que han ingresado a la Asociación Hermanos Saíz, y que estaban participando con ese tipo de material, en los años anteriores —cuando yo era miembro de la Asociación— no tenían nada que hacer en la AHS. Perfectamente podían estar en el Centro de la Música de su provincia, porque hay espacios para todos —debajo de ese cielo grande que tenemos en Cuba tiene que haber espacio para todo—, pero la AHS no es para todo tipo de música. Estas canciones ramplonas, pueriles, con nada de búsqueda en lo musical tienen derecho a existir, pero dentro de su espacio, de su circuito. No es la Asociación Hermanos Saíz la que tiene que legitimarlas. Y eso me pareció preocupante, porque escuchamos propuestas en esa cuerda, y son artistas que han ingresado a la Asociación y no debieran estar en ella».

Contenido relacionado:

¿Y qué hacer para que Cubademo continúe siendo el certamen que legitima las obras musicales de los creadores de vanguardia y no de quienes adormecen cerebros con su música?

«Creo que, primero que todo, tiene que partir de la Asociación Hermanos Saíz. Respeto mucho los criterios de quienes dirigen hoy la institución —incluso varios de ellos son amigos míos—, pero pienso que hay que tener cuidado, primero, en el proceso de entrada a la organización, y después en el caso del Cubademo, éste no puede quedar solo en manos de la persona que atiende música en la sede provincial de La Habana. Creo que tienen que tener una suerte de comisión que escuche primero y que diga "éste puede competir y éste no". Porque no puede ser que Cubademo sea un saco abierto para que entre todo lo que se produce».

Gracias, mi amigo, una vez más.

«No, gracias a ti».





Comentarios hacia esta página:
Comentado por humberto( hmanduleyhotmail.com ), 04-09-2012, 23:14 (UTC):
coincido con joaco, creo que en cierto modo la AHS (y no solo ella) perdió la brújula hace rato en cuanto a qué y quiénes debe apoyar. Creo que la ha pasado como al MNT en su momento. Eso es lo malo de querer a toda costa institucionalizar el arte.



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Facebook | Twitter | RSS2008- Trastienda musical | © Todos los derechos compartidos