Si te agrada Trastienda musical, por favor, haz clic en «Me gusta» para apoyar el sitio. Muchas gracias.

Powered by Jasper Roberts - Blog

Los Piratas banda sin director

Los Piratas, banda sin director

Por: Roberto Reyes (15 de agosto de 2012)

"Gracias a Alexis Boentes por la colaboración"

El proceso de transcribir la grabación de una entrevista —por varias razones— me resulta engorroso, sobre todo cuando he conversado con varias personas al mismo tiempo. De ahí que prefiero dialogar solamente con el director de una agrupación o, en su defecto, con uno de sus integrantes. No obstante, la banda Los Piratas me obligó a transitar por el camino más tortuoso, porque sus músicos me declararon de modo rotundo que todos responderían las preguntas. El resultado ha sido un auténtico caos de voces en la grabación.

Banda Los Piratas

Banda Los Piratas: César Rodríguez, Yoel Negrín, Adrián Pino y Daniel Lezcano.

«El día que haya un director en la banda le vamos a romper la cabeza», declaró entre risas Daniel Lezcano, bajista de la agrupación. Con la frase dejaba claro que Los Piratas no cuenta con un líder y que entre todos solucionan los problemas, musicalizan las canciones, organizan conciertos, y hasta se divierten mejor.

La banda surgió en la ciudad de Santa Clara en julio de 2010 y está integrada por el cantante Yoel Negrín, el bajista Daniel Lezcano, el guitarrista Adrián Pino y el baterista César Rodríguez. Este último fue el único que no pudo acudir a la entrevista. El resto «sazonó» la conversación con bromas, respuestas a coro, risas, confesiones y, como era de esperar, juicios inteligentes.

¿Cuándo surge la banda Los Piratas?

Yoel Negrín: Parte de una idea mía y de Daniel para los festivales de artistas aficionados de la universidad.

Daniel Lezcano: Era la idea de tocar una sola canción, la del filme La Sirenita, que está en el primer demo.

YN: Queríamos hacer también una versión de un tema de Nino Bravo, que al final nunca cristalizó.

DL: Que la hicimos después.

YN: Sí, sí, la hicimos, pero en aquel momento paramos por falta de guitarrista. Después apareció El Pucho con la idea de formar un piquete punk. Lo aceptamos y a partir de ahí retomamos la idea que teníamos.

DL: Me dijo "yo tengo baterista", le dije "yo tengo cantante, y vamos a hacer algo, porque estamos locos por hacer algo".

De cierta forma se ha perdido la riqueza que tiene el rock, los matices en cuanto a arreglos, variedad, sonoridad. —Adrian Pino

¿Por qué el tema del filme La Sirenita es la primera pieza que interpreta la banda?

DL: Queríamos divertirnos.

Adrián Pino: Básicamente, hacer rock and roll en Cuba, si no tienes como precepto claro, de primera opción, divertirte para hacerlo vas a tener serios problemas. Porque cuesta trabajo, es bastante complicado, por los requerimientos técnicos, por los espacios para tocar. Todo ese tipo de cosa te complica, y si de hecho tú te complicas a la hora de tocar, entonces no llegas a ningún lado.

DL: A pesar de que podemos abordar temáticas muy serias en las canciones. Hay algunas que vamos a grabar próximamente que tienen temas serios.

AP: O que nosotros consideramos serios.

DL: Que nosotros consideramos serios, que nos molestan. Pero, igual, nos tomamos todo como una diversión. Hay que divertirse.

¿Qué estilos o corrientes del rock están presentes en la música de Los Piratas?

DL: Rock and roll

AP: Rock and roll

YN: Rock and roll

AP: Hay un cliché generalizado en Cuba, que a la gente tú le preguntas qué hace y te dice "yo hago fusión".

DL: O "alternativo".

AP: Sí, "alternativo". No, eso no es música. Nosotros hacemos rock and roll. La música que hacemos se llama rock and roll. Eso no tiene discusión. Para definirlo de alguna manera, o "subgenerizarlo" de alguna manera, podemos hacer grunge, podemos hacer punk, podemos hacer hard rock. En los inicios sí hicimos punk, de hecho estamos en Santa Clara y en esta ciudad se aprende a tocar guitarra con canciones de Eskoria. Pero no es lo que hacemos ahora. Nosotros hacemos rock and roll.

¿Ha cambiado la banda desde su creación hasta hoy?

AP: Somos los mismos. La base del grupo es la misma. Hemos pasado por varios guitarristas.

DL: Hemos intentado tener una segunda guitarra. Hemos probado alrededor de cinco guitarristas y nunca ha funcionado.

AP: No funciona. Será que somos muy pesados.

DL: Un día les dije a los demás del grupo que a mí me parece que el día que se vaya uno de los fundadores de la banda —uno de los cuatro— dejarán de existir Los Piratas. Porque cada cual le pone una química muy particular.

Háblenme del primer demo titulado Patente de corso.

AP: Tiene cuatro temas y lo grabamos en el verano de 2010 y comienzo de 2011.

YN: Y lo comenzamos a grabar con canciones que no habíamos tocado.

DL: Hubo canciones que no están en ese demo, como Un beso y una flor —una versión que le hicimos a la canción de Nino Bravo—, y una canción de nosotros que se llama Brindo por ti, que iban a estar en el demo y que no las incluimos al final por cuestiones de tiempo.

AP: Es bastante complicado. El demo es completamente autoproducido, o sea, lo grabamos nosotros en casa de Daniel. La batería es secuenciada —no es una batería real—, y se hizo llamando a amigos que nos dieran consejos acerca de cómo grabar.

En el repertorio de la banda hay numerosas versiones. ¿Les gusta recrear piezas ajenas?

YN: Eso fue al inicio. Primero íbamos a ser una banda punk que versionara canciones ajenas y después, poco a poco, se fueron incorporando inquietudes musicales. Y de una copiada producción musical ahora tenemos una copiosa producción musical (risas).

Entre las piezas que han grabado me llama la atención Ni el Diablo, ni Dios, ni Yo, que es una versión muy libre de una canción de William Fabián, el desaparecido director de Eskoria. ¿Por qué se apartaron tanto del original?

AP: Por un problema de desconocimiento. Es una canción tan vieja de Eskoria que muy poca gente la recuerda. No existen grabaciones de esa canción.

DL: Solo hay grabaciones en vivo que se oyen muy mal.

AP: Eso lo oí yo cuando tenía 15 o 14 años. Si mal no recuerdo una sola vez la oí, hace muchos años. Entonces es en parte versión y en parte equivocación.

YN: En un Ciudad Metal William la tocó pero estaba demasiado borracho para terminarla (risas) y la tocó hasta la mitad nada más.

DL: La versión surge por un homenaje que se le fue a hacer a William por el primer año de su fallecimiento. La idea fue que varios grupos de Santa Clara tocaran canciones de Eskoria, y nosotros elegimos esa canción para versionarla.

AP: La llevamos de una canción punk a una canción blues con influencias del hard rock. Fue lo que nos salió. Es una canción bastante oscura, bastante...

DL: Deprimente.

AP: Sí, deprimente. Es una de las canciones más oscuras de William, y nos pareció que el estilo que más se le asemejaba era este: más blues, más hard rock.

¿Y los cambios en el texto de la pieza?

YN: Al final la idea fue mía, que soy el más viejo del grupo (risas). Los demás no se acordaban de la letra, yo me acordaba de algo y lo que no recordé lo rellené.

¿Cuánto disfrutan el contacto con el público en los conciertos?

AP: La descarga de adrenalina es bastante fuerte. Yo disfruto bastante.

DL: Es lo más divertido que hay.

AP: Se crea un sentimiento de adicción: yo me siento ansioso cuando no toco en concierto. Y busco —buscamos— los conciertos para tocar.

DL: Es que incluso cuando estamos ensayando —que se nos empiezan a romper los amplificadores, que por el bajo se empieza a oír la radio— lo más divertido siempre es pensar en un concierto: cómo quedará, cómo reaccionará la gente. Lo mejor que hay es tocar en vivo.

¿Alguna vez la reacción del público hacia una pieza no ha sido la esperada?

DL: Sí, como que no. Hay un tema que se llama Santa Clara que cuando lo hicimos nos dio un sentimiento grandísimo, porque es una canción a la ciudad de Santa Clara, que muchas veces nos aburre un poco, la vemos un poco gris y un poco desteñida, pero cuando salimos fuera de ella y estamos regresando y desde lejos vemos las luces de la ciudad decimos "coño, qué rico, estoy en casa". Es un sentimiento de arraigo hacia Santa Clara.

YN: Es un sentimiento de odio y amor.

DL: Sí, es un sentimiento de odio y amor. Entonces ése es uno de los temas que nos gustó muchísimo cuando lo hicimos.

YN: Yo creo que nunca vamos a volver a escribir un tema como ese.

DL: También pienso así: creo que nunca vamos a hacer una canción que tenga tanto sentimiento como esa. Y, sin embargo, en vivo aquí en Santa Clara no funciona.

AP: Tiene sentimientos encontrados, porque a mí se me ha acercado gente que me ha dicho que Santa Clara es uno de los temas que más le gusta. Pero, realmente, a la mayoría del público no le llama la atención.

DL: Es que tal vez sea por aquello de "atrevernos" a mezclar géneros, porque el tema comienza con un reggae y termina siendo una cosa medio rock and roll y pop, y "atrevernos" a hacer eso —que lo ha hecho muchísima gente—, y que nos surgió así, puede molestar.

YN: Alguien ha dicho que tiene un poco de trova también, y al público roquero le molesta siempre la mezcla de trova con rock and roll.

¿Quién escribe los textos de las canciones y quién las musicaliza?

DL: Las letras las empieza Yoel y las termino yo. Pero la música es entre todos. Incluso Adrián y César han venido con ideas y de ahí sale una canción, pero la música es entre todo el mundo, libre improvisación.

YN: Casi siempre la técnica que más nos funciona a la hora de componer es: Daniel pone una idea, yo desarrollo la letra, Adrián pone los riffs de la guitarra...

DL: ...y César la bomba que le pone en el drum.

YN: Es la fórmula que más nos funciona.

DL: Todo es libre improvisación, porque como ya dije no hay director. Y esto ha terminado muchas veces en unas discusiones un poco feas, pero nos queremos y nos damos cariño (risas).

¿Cómo ven la salud del rock que se hace en Cuba?

AP: Existe un fenómeno en Cuba que se le puede llamar de alguna manera "radicalismo roquero" —si alguien se dedica a definirlo. El rock en Cuba se ha ido por dos variantes: o haces punk o haces metal. Por lo menos eso es lo que vemos nosotros desde nuestra perspectiva. Hay muy buenas bandas, se hace muy buena música, pero de cierta manera nosotros nos hemos autocensurado, autolimitado. Y de cierta forma se ha perdido la riqueza que tiene el rock, los matices en cuanto a arreglos, variedad, sonoridad.

YN: Incluso, dentro de la isla se polariza un poco. Para el oriente se oye más metal, aquí en el centro un poco más punk...

AP: Nosotros, de hecho, estamos tratando de ir a tocar al Maxim Rock y no hemos encontrado banda que nos invite a tocar allá. Porque dicen que el género que tocamos no se escucha. No hacemos punk, no hacemos metal.

YN: Nos hemos acercado a "personalidades" del mundo del rock and roll, oyen lo que hacemos y dicen "no, esto no va a tener aceptación".

¿Con qué banda les gustaría compartir escenario?

DL: Con cualquiera que nos divierta. Lo importante en los conciertos es pasarla bien.

AP: Hubiéramos querido haber compartido escenario con Eskoria, con Delirio G —una banda que existió hace un buen tiempo en Cuba. Ahora mismo, entre las bandas cubanas, con Adictox nos gusta mucho compartir. Es que esto de los conciertos es un poco complicado: si las bandas son unos estirados, son unos pesados, entonces la pasas mal y tocar de esa manera no es...

YN: En lo personal la pasamos mejor con Adictox, con Limalla —de Sancti Spíritus—, que fueron los que nos abrieron las puertas desde el inicio.

DL: Que es la gente con la que más relajados nos sentimos.

¿Qué nuevas grabaciones podemos esperar de Los Piratas, después del primer demo titulado Patente de corso?

AP: Tenemos listo ya un demo largo, un demón (risas), con 10 canciones, que tiene las de Patente de corso y cinco canciones más.

YN: Se llama En cámara lenta, porque estuvimos casi un año para grabarlo.

AP: Y ya tenemos material para hacer un demo nuevo que se debe llamar No confías en mi habilidad y destreza (risas), que es una frase típica del baterista de nosotros. Ya tenemos listos para ese demo siete temas, y, en preparación, entre cuatro o cinco más para lo que será el otro demo.

-------------------------------

Los Piratas - ...en cámara lenta:

  1. El contenedor
  2. In-versionistas
  3. Santa Clara
  4. Enriketa
  5. Ni el Diablo, ni Dios, ni Yo
  6. Brindo por ti
  7. Un beso y una flor
  8. El Billy
  9. Legalización
  10. Rompeolas
  11. Bésala (bonus track)





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Facebook | Twitter | RSS2008- Trastienda musical | © Todos los derechos compartidos