Si te agrada Trastienda musical, por favor, haz clic en «Me gusta» para apoyar el sitio. Muchas gracias.

Powered by Jasper Roberts - Blog

Frio de Raul Torres tributo a los indignados

Frío de Raúl Torres, tributo a los indignados

Por: Roberto Reyes (9 de enero de 2012)

En 2011 el planeta despertó. Cuando parecía que millones de seres humanos estaban irremediablemente adormecidos, satisfechos de su modorra, cargados de indiferencia hacia el dolor ajeno o, lo que es peor, desesperanzados, surgió un murmullo que más tarde se transformó en grito. Y entonces emergió una combinación a la que siempre le temen los poderosos: la esperanza cargada de rebeldía. Y fue necesario identificarlos con un nombre, y los llamaron «indignados».

Videoclip Frío

Ciertamente les han dado otros apelativos —a estos seres humanos que no tienen nada que perder, que han tocado fondo, y que ahora mismo desafían la indiferencia en cualquier esquina del planeta—, pero Trastienda musical prefiere unirse a la multitud que les llama «indignados». Porque el nombre es sonoro, rebelde e irreverente.

De modo que a los «indignados», dondequiera que se encuentren —Grecia, España, Portugal, Italia, Reino Unido, Chile y hasta en Estados Unidos—, el sitio les regala, como tributo, la letra y el videoclip de la pieza Frío, del trovador cubano Raúl Torres:

Vivo
con un torbellino de glaciales
desafiando los sueños
así los telediarios
me tienen de enero a enero
Miro
por todas las grietas hacia afuera
y solo veo desierto
y huérfana en los escombros
la culpa buscando dueños
Niños
estafados mucho antes
de los alumbramientos
naciendo de entre las piedras
incorporándose al miedo
¿Quién dijo
que yo quiero ver esta función de circo
que los tribunos inoportunos
me vendieron?
¿Quién dijo
que mi sentido común
es el alpiste rancio que se engullen
los gendarmes de un gobierno?
¿Quién dijo
que los lobos somos malos
y los corderos son buenos?
¿Quién me está cambiando el cuento?
¿Quién ha dicho el primer insulto?
¿Quién tiró la primera piedra?
¿Quién sintió el primer miedo?

Sigo
viendo esclavitud camuflajeada
en las esquinas del pueblo
Europa, el oro de tu copa
se lo debes a otro suelo
Cielo
que corre hasta el río Misisipi
en Nueva Orleans del silencio
la vergüenza de un estado
la travesía del miedo
¿Quién dijo
que yo quiero ver esta función de circo
que los tribunos inoportunos
me vendieron?
¿Quién dijo
que mi sentido común
es el alpiste rancio que se engullen
los gendarmes de un gobierno?
¿Quién dijo
que los lobos somos malos
y los corderos son buenos?
¿Quién me está cambiando el cuento?
¿Quién ha dicho el primer insulto?
¿Quién tiró la primera piedra?
¿Quién sintió el primer miedo?

Digo
basta ya de ver los mismos ojos
en todos los espejos
un monje perdió un sudario
y un bárbaro su dinero
Pido
que se abran las flores
en los próximos tres mil inviernos
y en un impulso binario
se perpetúe en el tiempo
¿Quién dijo
que yo quiero ver esta función de circo
que los tribunos inoportunos
me vendieron?
¿Quién dijo
que mi sentido común
es el alpiste rancio que se engullen
los gendarmes de un gobierno?
¿Quién dijo
que los lobos somos malos
y los corderos son buenos?
¿Quién me está cambiando el cuento?
¿Quién ha dicho el primer insulto?
¿Quién tiró la primera piedra?
¿Quién sintió el primer miedo?

Libros
que no se han escrito todavía
la verdad vengan diciendo
verdugo baja tus manos
para acariciar tu reo
Hijos
de las religiones
devuélvanle la lengua a este silencio
que hablen las dimensiones
y nos salven los ancestros
¿Quién dijo
que yo quiero ver esta función de circo
que los tribunos inoportunos
me vendieron?
¿Quién dijo
que mi sentido común
es el alpiste rancio que se engullen
los gendarmes de un gobierno?
¿Quién dijo
que los lobos somos malos
y los corderos son buenos?
¿Quién me está cambiando el cuento?
¿Quién ha dicho el primer insulto?
¿Quién tiró la primera piedra?
¿Quién sintió el primer miedo?






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Facebook | Twitter | RSS2008- Trastienda musical | © Todos los derechos compartidos